jueves, 29 de enero de 2015

Cómo aplicar color a la repostería, con una selección de originales diseños

Cómo aplicar color a la repostería

Una práctica guía con consejos de cómo aplicar color a la repostería casera, un directorio de colorantes con sus descripciones y aplicaciones, junto a vistosas técnicas y originales diseños.


Además te contaré de manera abreviada la teoría del color aplicada a la repostería para que puedas realizar todos aquellos colores que te apetezcan. Desde tonos pastel, colores saturados, neones, o el Pantone del año.


Descubriremos cómo hacer colorantes naturales, o qué aplicaciones y usos tiene cada tipo de colorante, no es lo mismo colorear un caramelo que buttercream, un merengue que pintar encima de la glasa de una galleta.

Tipos de colorantes

Cómo aplicar color a la repostería

En esta primera imagen tenemos un ejemplo de galletas cubiertas de glasa, en la que se han usado diferentes tipos de colorante para decorarlas, colorante en gel para teñir la glasa en distintos colores, rotuladores para dibujar corazones y frases, y colorante en polvo plateado para dar brillo algunas letras.

* Colorantes naturales: Es la mejor opción la más saludable y lógica, se obtienen de alimentos, generalmente los tenderemos que procesar, infusionar y reducir cáscaras de frutas, hacer zumos o purés de frutas, especias o vegetales. Requiere de más tiempo pero es más sano.

* Rotuladores: Indicados para escribir, y dibujar pequeños detalles, van genial para escribir encima de la glasa, aunque mientras sea una superficie seca podrás escribir encima de todo. Hay una gran variedad de colores, los básicos, neones y dorado. Con un precio aproximado de 3,45 euros.

Cómo aplicar color a la repostería

Cómo aplicar color a la repostería

* Spray: Es al igual que el rotulador, el spray es uno de los colorantes más limpios y prácticos, aunque también es el más caro. Al igual que el rotulador se aplica una vez tu receta ya está acabada, añades el color a la superficie de tu elaboración. Su precio aproximado es de 8,45 euros.

* Colorantes líquidos: Son muy fáciles de encontrar en cualquier supermercado, además de ser muy asequibles, sin embargo al ser líquidos pueden desvirtuar tu elaboración. Tiñen poco y necesitas poner mucho colorante, licuándote tu mezcla y perdiendo la consistencia esperada, así que a no ser que lo que estés haciendo sea algo líquido, mejor no usarlos, podrías echar a perder todo el trabajo: la masa de un pastel, nata, chocolate blanco, buttercream o glasa.

Cómo aplicar color a la repostería

Para masas, glasas, buttercrems, fondant y mazapanes solo son apropiados si buscas tonos pasteles o claritos y son perfectos para pintar con pincel sobre la superficie ya acabada de tu elaboración, luego veremos ejemplos.

Es perfecto para colorear caramelo, un batido, leche, solo debes dejar caer las gotas de colorante sobre la mezcla, bates la mezcla hasta obtener el resultado deseado, para el resto de elaboraciones te lo desaconsejo. Su precio aproximado es de 1,20 euros.

* Colorantes en gel: Tiene una consistencia y concentración superior a la del colorante líquido, así pues es apta para todo tipo de mezclas, masas, masas, buttercream, merengue, nata, fondant... Tienes todo tipo de colores básicos con los que podrás hacer el resto de colores, con los que conseguirás colores intensos. Además son perfectos para colorear masas para manualidades, como la porcelana francesa o Fimo.

Son ideales para elaborar caramelos, postres y glaseados, aunque también son apropiados para obtener colores intensos en masas de tortas o panes para hornear, cubiertas en masa, cubiertas cremosas y merengues.

Cómo aplicar color a la repostería

Ayúdate de un palillo para coger la cantidad que necesites y aplicarlo a la mezcla, si necesitas más usa un palillo limpio, para no estropear el colorante, usa tantos colores como sea necesario para obtener el color buscado. Con solo una puntita de gel ya es suficiente, tiñen mucho.

Generalmente se encuentran en tiendas de cupcakes, o de objetos de cocina o vía online. Su precio aproximado es 18 € la cajita de 8 colores de la casa Wilton, aunque también los puedes comprar por separado por 2,35 euros. Yo uso estos, y la experiencia es más que positiva.

* Colorantes en pasta: Es el más concentrado y consistente de todos, es perfecto para teñir todo tipo de masas, buttercream, merengue, nata, fondant,... Con los que conseguirás colores muy intensos. Son muy rendidores y pueden representar una economía a mediano plazo y son apropiados para las mismas aplicaciones de los colorantes en gel.

Para usarlo deberás cortarlo y añadir a la mezcla, con una mínima cantidad tienes más que de sobras para teñir, así que empieza con muy poco y si acaso ves añadiendo. Si eres un repostero consumado estos son los más indicados, hay algunas mezclas que solo podrás hacer con colorantes en pasta.

Los podrás comprar en tiendas especializadas, aunque es un producto menos extendido que el colorante en gel, vía online seguro lo encuentras en todas partes. Con un precio aproximado de 3 euros cada bote.

* Colorantes en polvo: Su utilidad es totalmente distinta a la de los tres anteriores... Se utiliza para decorar, que no teñir, sirve para sombrear o difuminar el fondant, la glasa o cualquier superficie seca, como galletas o macarons.

Se aplica con un pincel y te ayudas con el dedo para conseguir el efecto de estos macaraons pintados como frutas, aunque este efecto también lo puedes conseguir con el rotulador. Su precio aproximado es de 3 euros el bote. Son además solubles en agua o en líquidos acuosos, pero no en líquidos aceitosos.

Cómo aplicar color a la repostería

Los colores y cómo hacerlos

Cómo aplicar color a la repostería

Los no colores:
* Blanco: azúcar glas, leche, nata, fondant. Depende en que lo vayamos a utilizar, optamos por algo sólido o líquido.
* Negro: Rojo + amarillo + azul en la misma proporción. Pastillas de carbón molidas, que se venden en las farmacias

Colores primarios: Los colores primarios: rojo, amarillo y azul, representan la base de toda la gama de colores. Hay que comprarlos porque no se pueden lograr con mezclas de otros. A partir de combinar estos colores obtenemos: verde, naranja y morado, aunque éste último nunca resulta como quisiéramos, son colores fáciles de lograr.

* Amarillo: azafrán tostado, ralladura piel de limón exprimida con una gasa retorciendo hasta sacar el liquido colorante.
* Azul: zumo de arándanos
* Rojo: puré o zumo de fresas, cerezas, frambuesas, grosellas, cerezas, o jarabe de granadina y vino.

Cómo aplicar color a la repostería

Colores secundarios: A partir de la mezcla de los colores primarios se obtienen los colores secundarios y de la mezcla de primarios y secundarios salen los colores intermedios. La posibilidad de tonos es muy amplia y todo depende de la proporción o cantidad que se agregue de cada color.

* Verde: amarillo + azul. Té verde o matcha, se vende en polvo, y colar con un tamiz de malla muy fina.
* Naranja: rojo + amarillo. Ralladura piel de naranja o mandarina exprimida con una gasa retorciendo hasta sacar el líquido, zanahoria rallada y exprimida, zumo o puré de un mango o melocotón.
* Violeta: azul + rojo. Zumo de mora.
* Marrón: azul + rojo + amarillo. Azúcar calentado y dorado sin quemarse, Cacao amargo puro en polvo, canela o café infusionado. Sin abusar, concentrado es más potente.
* Gris: blanco + negro. Semillas de amapola, o sésamo o ajonjolí negro.
* Rosa: blanco + rojo. Leche más puré de fresas, cerezas, frambuesas.

Cómo aplicar color a la repostería

Estos son los colores principales, a partir de aquí si quieres tonos más pasteles tendrás que añadir blanco, o sea mezclar con una base blanca como la nata, leche o merengue, y si buscas colores más oscuros y masculinos tendrás que añadir un poco de negro.

Si tienes que combinar más de dos colores y buscas que la mezcla sea alegre y vistosa, lo mejor es usar dos colores complementarios, en la tabla se ve perfectamente: el fucsia es el complementario del verde, el azul del naranja y el amarillo del violeta, estos colores juntos quedan contrastados, creando gran impacto visual, son muy alegres y frescos.

Si por el contrario buscas elaborar un pastel más bien romántico y delicado, muy primaveral, lo mejor es combinar los colores suaves y pasteles entre sí, sin muchos contrastes, usando colores de una misma gama.

Colores cromados en polvo: Sirven para decorar no para teñir, y se distinguen por su tono nacarado, su brillo, su toque iluminador, tornasolado, además de ser un tono que resalta mucho. Existe en diferentes colores, nacarado, dorado, plateado, cobre.

Cómo aplicar color a la repostería

A excepción del dorado y del plateado, que también están disponibles en otros formatos, estos polvos se aplican sobre piezas secas con pincel o brocha. Se diluye con alcohol etílico (96%) apto para el consumo, vinagre, licor o un extracto con base de alcohol como el de limón, sin embargo con agua no funciona.

Consejos:
1. Vigila con el negro que mancha mucho, al igual que cualquier color oscuro como el azul, marrón o negro, es preferible añadir poco a poco porque puede destrozarte la mezcla, y tener que volver a hacer más color.
2. Si trabajas con colorantes artificiales te aconsejo que uses guantes.
3. Escoge el colorante adecuado para cada aplicación, ten en cuenta que los colorantes líquidos diluyen la textura de ciertos alimentos como la glasa, el buttercream, mejor usar gel o polvo en función de lo que hagas.

Pastel decorado con pinceladas de colorantes en gel diluidos en vodka, Sugar and Cloth

Cómo aplicar color a la repostería

Cómo aplicar color a la repostería

Galletas decoradas con polvo dorado diluido con vodka, Sugar and Cloth

Cómo aplicar color a la repostería

Cómo aplicar color a la repostería

Mini tartas con forma de fruta con buttercream de colores, The Design Files

Cómo aplicar color a la repostería

Galletas de la fortuna coloreadas con spray, Ispydiy

Cómo aplicar color a la repostería

Glasa de colores con colorantes en gel, To Be Gourmet

Cómo aplicar color a la repostería

Buttercream rosa fucsia colorante en gel, Handmade Charlotte

Cómo aplicar color a la repostería

Donuts teñidos con colorante en gel rojo y verde diluido en vodka y virutas de chocolate, Paper & Stitch


Cómo aplicar color a la repostería

Macarons amarillos con colorante en gel, Delectable Deliciousness

Cómo aplicar color a la repostería

Pasteles con forma de helado con buttercream de tres colores con colorantes en gel, Studio DIY

Cómo aplicar color a la repostería

Cómo aplicar color a la repostería

Donuts coloreados con spray, Paper & Stitch

Cómo aplicar color a la repostería

Macarons ilustrados con pincel y colorante en gel diluido en vodka, The Proper Pinwheel

Cómo aplicar color a la repostería

Piruletas moradas con colorante liquido, Sprinkle Bakes

Cómo aplicar color a la repostería

Confeti de colores, Sugar and Cloth

Cómo aplicar color a la repostería

Guirnalda papel turquesa, Mini guirnalda pastel

Cómo aplicar color a la repostería

El color lo puedes aplicar no solo al propio pastel, sino a las decoraciones que le añadas, virutas de chocolate, flores, fruta, toppers hechos de papel, algodones de azúcar, muñecos, chuches, piruletas, o incluso puedes añadir el color en los accesorios, cucharas, platos, manteles, servilletas, todo da vida, y de esta manera no abusamos tanto del colorante, y recuerda que si puedes mejor usar colorantes naturales.

Imágenes | Sugar & Cloth, The Alison Show y Dean & Deluca.

Puedes seguir mis posts a través de:
follow us in feedly
Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escrito por:

Mi foto

DIY-er, diseñadora gráfica, editora de contenidos del blog de diseño y arte Maria Victrix, foodie y una apasionada del arte y el diseño en general, y de la fotografía, la ilustración, el packaging y el diseño de producto en particular. Disfruta de mi pequeño espacio tanto como yo, espero que encuentres algo de inspiración en él!
Blogging tips